miércoles, septiembre 20, 2006

En el infierno suena música celta

Como la secretaria no quite inmediatamente la música celta con la que lleva martilleándonos toda la semana me voy a arrancar los ojos con una cuchara y a ella le voy a volar los sesos con una recortada. Así están las cosas. Que una cosa es ponerme flautas y gaitas un ratito y otra cosa intentar derretirme el cerebro con Carlos Nuñez o con Gwendal... Mujer, por lo menos pon a los Corrs...

Hoy todo mal. Me duele la espalda, me duele el pecho, me duele la garganta. Toso mogollón y también estornudo, y cada vez que lo hago es como si me clavaran un destornillador en las cervicales. Además me veo gordo, que anteayer comprando ropa tuve que pasar la humillación de decirle a Farala que me trajese una talla más, y mientras esperaba le oí comentar "Joder, sí que está jamono Ann... Vaya tallas". Y sí, la verdad es que en mis pantalones cabe Don Pinpón y esto no puede ser. Pues eso, que hoy todo mal.

Por otro lado, ayer fue un día de regalitos, y eso está mejor, así que en total mal, pero menos mal. Dove y Dew han vuelto de su eterno viaje a China y lo han hecho como los Reyes Magos de Oriente (¡Claro, los Reyes Magos vienen de oriente porque allí es todo baratísimo!). Aprovechándo que ayer era el cumpleaños de mi sobrino, vinieron con las sacas llenas y la noche se convirtió en una orgía de sedas y falsificaciones.

Trajeron miles de cosas, pero concretamente a mí me dieron una cajita lacada en negro muy mona llena de un kit con todo lo necesario para trazar ideogramas chinos con pincel, que es esa cosa que yo tanto hago en cuanto me queda un ratito libre. La verdad es que es más que probable que no la use jamás, pese a que algún ideograma sí que se hacer y me queda bastante aparente, pero mira, es bonita, decora un montón y queda fenomenal tenerla. ¿Y si de repente un día me levanto con unas ganas irrefrenables de pintar cosas chinas? Pues para ese caso hipotético tengo mi kit... Uff, que alivio, que tranquilo me quedo con las cosas bien atadas...

También me tocó una de las 3.482 falsificaciones de relojes de marca que han importado. El mío es un Porsche Design de garrafón, grande como una sartén y con la correa de caucho (por dentro imita el dibujo de un neumático). La verdad es que es bastante bonito pero un poco gigante y un poco tuning. Tiene muchas manecillas que no sé regular, bueno, en realidad ni siquera sé qué son, pero tampoco lo puedo mirar en las instrucciones porque como es más falso que un duro de madera pues viene con lo puesto, sin tan siquiera un triste prospecto en chino... En realidad, qué mas da. Si seguro que jamás voy a usar las otras ruedecitas, de la misma forma que no uso el 80% de las funciones de mi móvil superguay...

Recapitulando, que hoy no es mi día y necesito irme pronto de aquí antes de fenecer. Una vez haya descansado (y adquirido el trench que se me resistió anteayer) es posible que me reúna con Claudio y Farala para ver "Ellas y el sexo débil" (la versión personal de Sexo en Nueva York que generosamente nos regala esa visionaria que es Ana G. Obregón), que promete tanto que incluso va a desplazar mi desvirgamiento con Supermodelo 2006 a otro día, con lo que me apetece. Ahí es nada.

Besos en las ingles.

9 comentarios:

dwalks dijo...

Un consejo:

NO TOQUES ESAS MANECILLAS

Estás avisado, que estén ahí no significa que sirvan para algo, y mucho menos que funcionen, aunque al principio parezca que sí. Yo tengo tres relojes de esos con las manecillas locas.

DavidMo dijo...

Bueno, hoy lei por primera vez tu blog y que sepas que ya metienes como lector habitual. Te mando mucha energia para que mañana sea mejor que hoy!

DavidMo,
www.dramaticopractico.tk

would dijo...

Hola yo también te leo por primera vez y he tenido una erección con el kit chino para pintar garabatos.

Voy a leerlo otra vez.

would dijo...

Otra cosa, el punto del mapa de visitas que aparece en Praga me lo apunto yo.

Ann O'Nadada dijo...

Dwalks: Joder tío, ya las he tocado... Haber avisado antes... Han hecho amago de hacer algo útil, pero en realidad sólo se han movido un poquito... Pero vamos, que sigue en marcha. ¡Hurra!

DavidMo: Pues eso es lo que yo quiero, que seais lectores habituales y me leáis a mí en lugar de estar todo el día viendo porno en internet. Bienvenido.

Would: Lo quieres, ¿eh? Quieres que Dwalks te traiga un kit, ¿eh? Pues se lo pides a él, que esto no es la Fundación UNUKCPPG (Un Niño, Un Kit Chino Para Pintar Garabatos). Por supuesto investigué si me aparecía punto en Praga y hasta por la noche nada, bribón.

er manué dijo...

A servidor, su esposo le trajo de uno de sus viajes a China un maravilloso tetrabreak de zumo de espárrago.
Todavía reside en la nevera. Seguro que, por dentro, le habrán crecido hasta pelos...

Farala dijo...

Yo no dije jamono, dije que nunca pensé que usases una talla cuarentay******

No me censures este comentario que te veo. De todos modos, ya sabes que te queremos tal cual eres, mariclón! Además, comparado a mi cuerpecín de Barbie cualquier oso como tú está jamono.

Compraste(s) al final el trench? Si no, estoy por irme a buscarlo yo por todos los Often del mundo, que estaba fenomenal.

Ann O'Nadada dijo...

Manué: Pues a mi los espárragos me encantan... y el liquidurri a veces me lo bebo para que me huela más el pis... ;)

Farala!: Bueno sí, dijiste eso, pero en cualquier caso hacía referencias a la circunferencia de mi cintura. No te censuro ni de coña, mujerrrr, como te voy a censurar.

Y el trench que se te ocurra tocarlo que te arranco el corazón. Mi enfermedad galopante me lo ha impedido, pero esta tarde voy a por él aunque sea arrastrándome por el fango.

verdeº dijo...

Pobre, se ve que andas bajillo... Ánimo, majo!
A mi lo de los espárragos me da mucho asco. Sólo de pensarlo se me remueve todo. Tira, seas quien seas, ese cartón a la basura YA!