viernes, marzo 03, 2006

Poltergeist

Hoy he vuelto a dormirme otras tres horas de siesta, como deber ser. Una vez más me he levantado justo a tiempo de no poder resolver ninguno de los asuntos que debía resolver. Tres hurras por mí.

El caso es que cuando me he levantado, completamente agilipollado después de semejante letargo, me he sentado frente al ordenador y he descubierto con estupor cómo un nuevo poltergeist había tenido lugar. Me explico:

Yo suelo dejar el ordenador encendido muchas veces, normalmente siempre que me estoy bajando algo, y otras veces por pura pereza de apagarlo. El caso es que esta semana, cuando volvía a casa después de currar me encontraba fenómenos extraños en la pantalla.

Misteriosamente, el messenger, que lo había dejado apagado o ausente, se había puesto en activo él solito. Mi madre estaba trabajando en el ordenador, pero ella decía que no había sido y la creía, porque en cuestiones informáticas no sabe hacer la O con un canuto, y no la saques de su Word y su dedito tecla a tecla. De hecho, las conversaciones que me habían llegado estaban ahí con su color naranja intacto, porque ella no sabe ni hacer click sobre ellas.

Con este tema me mosqueé bastante, porque pensé que alguien podía haber estado usando mi terminal por control remoto, sobre todo teniendo en cuenta que el antivirus me había caducado hace unos dos mil años. El caso es que eso no tenía mucho sentido porque me bajé un antivirus del 2006 dos días antes y lo había pasado dejándolo todo limpito...

En fin, que cuando parecía que estas caras de Bélmez versión cyber ya no iban a aparecer más, hoy voy y descubro que el outlook (que nunca uso en casa) se ha configurado se ha configurado por obra y gracia del Espíritu Santo. Cada vez que abres el msn messenger te aparece una ventanita que te dice "Tienes tres pi medios mensajes nuevos en la bandeja de entrada" y tu pinchas ahí y te redirecciona a Hotmail, no? Bueno, eso era hasta hoy. Esta vez he pinchado y se me ha abierto Outlook Express, que estaba perfectamente configurado con todos mis datos y todo. Claro, ya si que me he quedado de piedra, porque a lo mejor mi madre me mintió con lo otro, pero está claro que una persona que no sabe pulsar el Play en el vídeo sin mi ayuda, tampoco sabe configurar el Outlook...

Quiero respuestas a esto que me está pasando, que hoy es esto, pero mañana me sale una mano del monitor y me veo caminando hacia la luz.

De todos modos, lo verdaderamente poltergeist ha venido después. Estaba yo con cara de lelo y aún medio dormido, intentándo comprender qué estaba ocurriendo, cuando de repente me ha venido a la cabeza el recuerdo de lo que había estado soñando buena parte de la siesta. Así, de repente, como un flash (eléctrico). Sí, por supuesto que lo voy a contar, aunque a grandes rasgos, que tampoco me voy a meter en el detalle morboso.

Básicamente el sueño empezaba con mi persona yendo a Córdoba a dar una sorpresa a un tío que me gusta (que existe de verdad, y que, fíjate tú, también vive en Córdoba). El caso es que me plantaba en su casa a esperarle (porque había conseguido llaves de su casa :/) y aparecía de repente por la puerta dándose el palo con una mujer. Como ésta no era la idea de mi visita decido irme, porque la sorpresa había quedado un poco rara.

Aquí todo cambia (o no me acuerdo de lo del medio) y aparezco en el plató de Salsa Rosa, a comentar mi idilio con Tony Anipke (!!!). Para los que no sepáis quién es este personaje, os comento que es el marido nigeriano gigante de Raquel Mosquera. Todos los periodistas estaban muy interesados en mi historia, hasta que de repente invitan al plató al susodicho Tony y a su flamante mujer. La Mosquera llegaba en pijama, con ojeras y con cara de loca y se sentaba con los periodistas, mientras que Tony y yo nos íbamos a una cama que habían puesto en el plató para que demostráramos que estábamos liados.

Y eso hacemos. Nos ponemos a follar como salvajes y en posturas imposibles. Tengo que decir que en mi sueño, este señor me vuelve loco y tiene una herramienta brutal, acorde con su cuerpo de gorila, y consigue doblarse como si fuera de chicle y no pesara 200 arrobas.

Raquel Mosquera toma notas y comenta que no está dispuesta a consentir eso y que lo va a usar para intentar quedarse con la custodia de la niña... En fin, que todo muy fuerte, pero lo más fuerte es que de repente, de la nada, aparece un conocido blogger (que no voy a nombrar, y que NO es Kurt) y se une a la fiesta privada esta que nos estamos montando. Su papel es más bien patético, por que se limita a intentar tocar y meter lengua en los huequitos que dejamos, pero aún así se agradece la ayuda, porque el nigeriano tiene mucho cuerpo que abarcar.

Y bueno, hay más morralla, pero no creo que vuestar mente enferma necesite saber más, así que esto es todo por hoy.

Besos en las ingles y buen fin de semana

5 comentarios:

Rutipiti dijo...

Iba a ponerte que a mí también me pasa lo del messenger, pero casi mejor que te recomiendo que apagues el tomate antes de echarte la siesta...
Qué fuerte, no???

Edimburgh dijo...

Me encanta el sueño!!!!!

Hipona dijo...

uff, uff, qué miedo... Lo del ordenador tiene pinta de desdoblamiento de Ann durante el sueño o viaje astral chungo.
Lo de Anipke es más de psiquiatra.
En los próximos días recibirás comunicaciones inesperadas, retomarás el contacto con gente que hace tiempo que no ves y vivirás un apasionado pero breve romance cuando el sol ingrese en el signo de aries...

Juan dijo...

Bueno bueno bueno tus sueños son lo más. Tenía mono de blogs tras dos semanas internetless en la que me han pasado cosas muy surreales (aunque no tanto como lo de Tony y Raquel) y que relataré en algún lado.

Ann O'Nadada dijo...

Rutipiti: Si desde luego el Tomate no está ayudando nada a que mis siestas sean un sueño reparador...

Edimburgh: Me encanta que te encante! Bienvenido por aqui!

Hipona: Ay, me encanta eso de "cuando el sol ingrese en el signo de Aries..."

Juan: Coméntele a ella!