jueves, marzo 09, 2006

84 Charing Cross Road

Me queda media hora para salir de currar y estoy ya saturado de cojones. Además no me tengo en pie del cansancio y la desnutrición, pero ese es tema aparte.

En estos momentos odio todo lo que me rodea y a lo mejor me pongo a disparar lápices afilados con una ballesta y liar un Puerto Hurraco 2 en la oficina, y eso que los pobres no han hecho nada malo. Incluso se preocupan por mi y me preguntan que por qué tengo cara de cadáver...

Y es que estos días no paro entre unas cosas y otras. Ayer fui al teatro a ver 84 Charing Cross Road de Isabel (and the) Coixets, y pese a que supongo que ahora me ganaré las iras de algún lector cultureta me pareció un tostón bastante importante. Vale, que ayer a las 20:00 estaba ya medio moribundo y me quedaba dormido de pie (como los caballos), pero es que una función que consiste exclusivamente en la lectura dramatizada de cartas que se envian los dos únicos personajes no es que sea el colmo de la acción.

Durante toda la obra se numeran decenas de escritores de los que por supuesto yo no he oído hablar jamás (mea culpa), pero se supone que este discurso pedante tiene que ser un vehículo hacia sentimientos más tiernos, pero mira tú por donde a mí se me quedó en sólo pedante. La verdad es que no he leído el libro, ni tengo intención de hacerlo, pero independientemente de la fidelidad de la adaptación teatral al libro original, la función tiene un tufillo bastante Coixet. Estáis avisados; si queréis ir a verla, yo no os lo impediré, pero si os digo que no olvidéis vuestras gafas de pasta, porque os harán falta; las piden a la entrada.

El peso de la función recae enteramente en los dos actores Carme Elías y Josep Minguell y, francamente, a la primera la he visto mucho mejor en otras ocasiones (véase La Gaviota de Chejov, por ejemplo). En mi opinión, para hacer a un personaje apasionado, inocente y puro no hacía falta transformarlo en una niña pequeña resabidilla y ñoña...

En fin, que luego en realidad tampoco está tan mal. Es el odio hacia el mundo que rezuma por mis poros, del que he hablado más arriba, el que escribe por mi. Si querési saber más, pinchad aquí.

Besos en las ingles

12 comentarios:

Maggie Wang dijo...

uys, al ritmo que va la Coixeta, me da que terminará por convertirse en un Garci, questrés...

Juan dijo...

Ay, el gafapastismo, que poco a poco y perversamente está pasando de ser una cosa graciosa y minoritaria a un virus que sobre todo ataca en teatros, festivales de cine, festivales de Benicassim...

Flat Eric dijo...

Pues a mí me da igual que sea muy mainstream ahora, porque yo llevo toda mi vida queriendo tener gafas y van a ser de pasta, negras, grandes, y me van a hacer una cara de frikazo que te cagas.

AlvaritoGafasDePasta dijo...

oiga oiga!

pero que es esto!! una cosa es que no te guste lo de la coixet que me parece fenomenal, pero este ataque colateral a las gafas de pasta no me parece ni medio bien!!

;)

muchos besos muy grandes desde Vetusta. con toga y a lo loco

AGdP

TB97 dijo...

He pensado yo que esto era una clara falta de respeto a alvarito por robarte todos los planos en la entrada EPT de meses ha.

Pues le 84 era una de las obras que me interesaban... Y te leería más a menudo, cacho perra, pero no puedo no puedo en el nuevo curro.

ana dijo...

ann, el especiero..

Moderna de mierda dijo...

Gafas de pasta para todo: para salir, para dormir, para ir a por el pan, para ir a una cafetería cool as fuck a hablar sobre Isabel Coixet....

Soy seguidora reciente tuya Ann` ¿Para cuando el guión de tu próxima película?

He visto a gente disfrazada de Isabel Coixet! :0.

Besos en los genes

xienra dijo...

Lo bueno que tiene vivir en un pueblo de quinientos habitantes en el Cantábrico perdido, es que el teatro del pueblo es un tanto pequeño para este tipo de espectáculos. Por eso siempre decimos....vaya, esa me la perdí...

Anónimo dijo...

Jue, que alivio saber que no fui el unico al que '84 Charing cross road la pareció soporífera'. Pero que conste que lo de tufillo a Coixet no me ha parecido nada justo, o acaso no estamos encantados de la vida con ella por 'Mi vida sin mí', aunque sólo sea por permitirnos ver a Mark Ruffalo en aquella maravillosa escena de la lavandería. Por cierto, os recomiendo también 'La vida secreta...', porque aunque es un poco lenta, rayando la exasperación, al final uno entiende que sólo podía ser de esa manera, y te hace pensar sobre cosas tan trascendetales como el ordenamiento actual del planeta, y plantearte si algo de lo que estamos haciendo tiene sentido...

Nat dijo...

buenas maja! hace siglos que no me paso por aquí, me tendré que poner al día...
un besote
P.D: yo no opino porque entre otras cosas (ay qué vergüenza) no he visto aún ninguna peli de la Coixet...la virgen, y yo me considero amiga de Juan...

trufa dijo...

Bueno espero que cambie tu humor, seguro que en cuanto salgas de esa oficina. Pues nada chafardeando por aquí... me parto con el post del Poltergeist y el sueño... jojojo ;D

Hans dijo...

No he visto la obra. lo cierto es que me parece complicado convertirlo en una obra de teatro, pero no juzgo de momento. Eso sí, me permito recomendarte el libro. De verdad, es muy bueno.